Posts etiquetados ‘Navidad’

Por: El Grinch Tenejapanboy

Si no se hubiese mantenido en secreto, la noticia habría sido una “bomba” en el Polo Norte y en todo el mundo…Santa Claus había muerto, y con su partida, el sistema comercial construido por años en torno a la figura del gordo y barbón personaje estaba en peligro.

papanoel1

La muerte de tan especial personaje había sucedido a inicio de noviembre del 2016, las causas: sobrepeso, higado graso, alcohol  y coca (el refresco), en exceso, poco ejercicio , colesterol y triglicéridos altos, glucosa descontrolada y vejez. Pero los duendes que ayudaban al gordo personaje, la habían mantenido en secreto y sólo fue notificada, por la ahora viuda de Santa Claus, doña Santa Clausula, con el mayor sigilo,  al presidente de la mayor potencia comercial del mundo, a Barak Obama y al recientemente electo presidente Donald Trump.

Ambos, con la premura que el caso merecía, reunieron a sus equipos de trabajo, y se decidieron informar al secretario General de la ONU, a los principales empresarios estadounidenses, y muy a su pesar, al primer ministro de la República Popular de China, país que era el principal productor de juguetes de temporada. Todos se reunieron en Washinton, para idear  una estrategia de choque y manejo de crisis, ante tan infausta noticia que se daba a tan pocos días del mayor evento comercial del mundo occidental.

china

Lo primero que  propuso este cartel del juguete y el gasto superfluo, fue  que de ninguna manera el mundo podría saber de la desaparición física de Santa Claus; lo segundo era buscar noticias que distrajeran a la gente como que a Kim Kardashian se le había caído el trasero unas pulgadas, o que alguna artista famosa estaba embarazada, o que los reyes de España cambiaban de decorador de sus mansiones; pendejadas como esas,  y si era necesario, matar a un personaje importante o tirar un avión, lo harían, eso y lo que fuera necesario se haría en pos de evitar cualquier filtración de la noticia.

Y es que a pesar de todas las precauciones tomadas, ya  habían tenido un pequeño problema por una filtración de un duende (al parecer un chaneque de origen mexicano), que trabajaba para Santa Claus, quien, imprudentemente,  en tuitter, había posteado que Santa Claus había muerto. El tuitt y el duende habrían desaparecido inmediatamente, como era de esperarse, pero afortunadamente tenemos un pantallazo tomado antes de la desaparición. .

tuitt-meique-5

El Nuevo Santa Claus

Después de sesudas reuniones y muchas horas de trabajo, el comite formado por el equipo de la ONU, el del presidente de gringolandia, el equipo de el presidente electo de gringolandia, el equipo de wall street y el equipo de asesores chinos, decidieron que deberían buscar al sustituto de Santa Claus. Los de la ONU propusieron a un integrante de la tribu Bodi (jajajaja con i latina, porque con y griega ni ellos se la creerían) Tribu del África orienta, específicamente del valle de Omo en Etiopía y cuya característica especial es la extremada gordura de sus varones, en esta tribu el rey es electo entre los hombres más gordos (Cartens ahí sería rey), pero inmediatamente fue desechado por que no sabía entonar bien el JOJOJOJOJO clásico de Santa Claus, le salia algo así como  JOUJOUJOUJOU y pues como que no sonaba muy comercial.

bodi-santa-claus

(foto revista QUO)

Obama propuso que  Chumlee, el del programa “el precio de la historia” ( Golden and Silver Pawn Shop),  le hicera de Santa Claus, pero ya sabemos que cuando Obama propone algo inmediatamente esta propuesta pierde. Por último, el equipo de Trump propuso a  Jack Black, pero fue inmediatamente rechazado por su imagen ya vista en comedias simplonas que incluían una que se desarrollaba en México.

jack-black

Jack Black en Christmas Eve with Santa Claus (2005)

Los chinos  propusieron que el Santa Claus ahora fuera asiático y propusieron  que ahora se celebrara al Gran Padre de la fortuna (, que es el equivalente chino de San Nicolas), pero la propuesta ni siquiera se tomó en cuenta y fue desechada por improcedente con la advertencia de que no se podía ir contra la tradición occidental y cualquier insinuación por cambiar a Santa Claus sería sancionada con la expulsión del comité.

xinhua-wang-ying

El Gran Padre de la Fortuna, la competencia china de Santa Claus.

Ante esto, se busco en otros países. En Francia buscaron por cielo, mar y tierra a Gerard De Pardieu y nada, nunca lo localizaron. En Italia algún despistado propuso a Lucchiano Pavarotti, sin saber que el cantante de opera, ya había fallecido. En fin le dieron la vuelta al mundo y nada, por una u otra razón nadie les convencía, a todos los candidatos  les pusieron peros.

play-boy

De la coca que tomaba Santa.

Ya en el extremo de la desesperación buscaron al exgobernador de Veracruz , no para que pagara sus culpas, no señor, se lo llevaron a gingolandia pues por su gordura si daba el ancho  (en este punto algunos dirán que al final de su sexenio el exgober de Veracruz había bajado de peso, pero cabe aclarar que esa imagen era producto del photoshop),  Duarte, al principio desconcertado y muy molesto por considerarlo apto para encarnar al botijón personaje, había aceptado con tal de huir del país, y aunque no se quedó con el puesto de Santa Claus (allá no tenía influencias el INE, ni el instituto electoral de Veracruz),  la procu lo podría ir encontrar en Alaska, donde, a pesar de todo, trabaja de Santa en un centro comercial, tomándose fotos con los niños alasqueños.

duarte-claus2

La angustia había llegado al máximo y en el cuarto de crisis de la Casa Blanca (la de Washington, no la de peña nieto),se les quemaban las habas, pues estaban  ya a mediados de noviembre y no encontraban al gordo que sustituiría a Santa Claus. Llamaron a Alejandro Encinas y fue rechazado porque había bajado de peso.

encinas-santa-claus

Bueno, al parecer, las dietas, el vegetarianismo y el temor a los infartos,  había provocado una crisis de Gordos que dieran el ancho y el Comite Especial para Encontrar a un Nuevo Santa Claus ya se había resignado a que tenían que anunciar la muerte de Papá Noel y perder las millonarias sumas de dinero a que este personaje los tenían acostumbrados…cuando, sucedió el milagro. FAMSA de México había localizado al que parecía   el candidato idóneo, sólo que había un problema, trabajaba para el gobierno mexicano y estaba muy ocupado en darle en la madre a las finanzas del país.

¡No no era peña nieto! ese ni para nomo de Santa lo hubieran llamado.¡No, como creen que josé antonio meade! A ese ni para cajero de Wal-Mart lo contratarían en gringolandia. No, el candidato ideal que la coca cola México había encontrado era AGUSTIN CARTENS CARTENS.

santa_claus_011

Sancho Claus

Rápido se pidieron fotos del susodicho de frente, de perfil, tamaño infantil y de puerco , que diga, de cuerpo entero, por el frente y por detroit (ayyyyy mis ojos), nosotros en áras de las buenas costumbres, sólo publicamos una previamente censurada por el Banco de México.

pancho-banco5

Foto que envió el BM, tomada en una fiesta de FECAL.

Todo era perfecto, gordo, bonachón, fiel creyente del libre comercio y el mercantilismo, defensor de los corporativos y de las dictaduras disfrazadas de democracia y amplio conocedor del uso de la mentira esperanzadora. Sólo había un pequeño problema. Había que buscar un buen pretexto para que dejara la chamba y ya resuelto éste, tendríamos nuevo Santa Claus. Por lo de la barba no había problema una buena dosis de testosterona y listo, barba y voz profunda ipsofacto.

carstens

¡Adios México! lo único que extrañaré serán las quesadillas de doña Pelos.

se manejaron diversos escenarios, para justificar la renuncia de el gordo banquero, que cartens se iba a hacer una liposucción a Brasil, que pidió cambiaran la puerta de entrada al banco porque ya no cabía y no le dieron gusto,  que estaba cansado de tanta tranza, que quería tener un hijo, que los del PRIAN le hacían bullying por su peso, que se iba a divorciar para casarse con una actriz de televisa y candidatearse para presidente, que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) le había ofrecido chamba como secretario pues de coida si parecía saber, etcétera; pero  el pretexto perfecto  lo dio una nueva responsabilidad, sería a partir de octubre del 2017 el nuevo  encargado de la gerencia del Banco internacional de Pagos Internacionales, en tanto, seguiría con sus ocupaciones en el Banco de México hasta esa fecha, pero todo sería aparentemente, pues en realidad desde el 1 de diciembre sería el nuevo Santa Claus en el Polo Norte, mientras en México un equipo de sus enteras confianzas realizaría las  funciones a las que cartens dedicaba más tiempo, es decir comer y dormir.

gordo-durmiendo-3

Dedazo

A partir de la elección por dedazo de cartens, todo salió a pedir de boca: el dolar subió, la bolsa de México siguió en picada, el salario mínimo subió cuatro pesos, las 20 toneladas de oro de la reserva del Banco de México que cartens dicen autorizo sacar de la institución, nunca se supo en que bolsillo cayeron y las reservas en dólares, también empezaron a flaquear, la selección ganó, los. Pero todo lo anterior no importaba , el mundo empresarial tenía a su nuevo Santa Claus, rechoncho, chapeado, jocoso, el jojojojo le salía muy bien y sus duendes lo adoraban, con ello  las ventas navideñas estaban aseguradas y todos serían muy felices…bueno, excepto los renos del trineo de Santa, pues el nuevo Claus,pesaba el triple del anterior.¡ JOJOJOJOJOJOJOJOJOJO!

santisima

¡Santísima!

cartens2

cartens

Fuente: Expansión

cartens-obesidad-expansion

Fuente: Expansión

http://expansion.mx/economia/2016/12/01/agustin-carstens-anuncia-su-salida-del-banco-de-mexico

http://en.people.cn/90782/8077675.html (Santa Chino)

@tenejapanboy / México

No Olvidemos: Ayotzinapa, Atenco, Acteal, Tlatelolco, Corpus Chisti 1971, La guerra de Fecal, etcétera.

esfera-feliz-navidad

HAPPY XMAS (War Is Over) – JOHN & YOKO THE PLASTIC ONO BAND with The Harlem Community Choir.

happy-xmas

Feliz Navidad la Guerra ha Terminado John Lennon.

 

Anuncios

Por: @tenejapanboy

LOS HECHOS, LUGARES Y/O PERSONAJES DE ESTA HISTORIA SON FICTICIOS, CUALQUIER PARECIDO, SEMEJANZA O SIMILITUD CON HECHOS REALES, PRESENTES, PASADOS O FUTUROS, SON PURA, CANIJA Y RECONDENADA COINCIDENCIA, Y NO SON RESPONSABILIDAD DEL AUTOR.

NAVIDAD DEL FUTURO

arboldenavidad

Una vez que Ebenezer despertó en su mullida cama flotante, sin perder tiempo se puso de un brinco a buscar la mentada medalla de Belisario Domínguez, no fuera a ser que si le cumpliera la amenaza y eso del orto si se escuchaba demasiado doloroso, y si a eso le sumamos que de un momento a otro seguro se me aparecerá El Tigre, reclamando su fistol y acusándole de que se lo hurtó, no se la iba a acabar.

Ebenezer, buscaba de arriba a abajo de la recámara y a pesar de sus 84 años,lo hacia con una agilidad y presteza increibles. Ya había llamado a todos sus sirvientes, para que le ayudaran en la busqueda, y ninguno acudió a su llamado.

-Pero ahora que los encuentre, los pondré de patitas en la calle -decía Ebenezer, ya dando signos de fatiga. al jalar aire por la boca cada vez con más fuerza- maldición -gritó-,  dónde habré dejado esa maldita medalla…ya me cansé, me recostaré un rato y volveré a empezar a buscarla.

Ebenezer hizo lo propio, se acomodó en su cama flotante y cubriendo su cuerpo se dispuso nuevamente a dormir….Ya lo estaba lograndolo, cuando unos fuertes toquidos en la puerta de su recámara lo hicieron incorporarse, y entre maldiciones, ir a abrir.

-Han de ser esos flojos buenos para nada de mis empleados -refunfuñaba Billares-, pero al primero que  asome la jeta, ahorita que abra la puerta, lo mandaré a volar inmediatamente y así lo haré con todos los demas -acto seguido, Ebenezer, abrió la puerta y su sorpresa fue mayúscula. En vez de encontrar a unos de sus empleados se encontró a un hombre,  bajito, con tipo de campesino, que vestía  con un jorongo negro, camisa y pantalón de manta y llevaba en la cabeza un enorme sombrero también de color negro, que por el tamaño impedía ver el rostro de quien lo portaba.

-¿Quién es usted? -preguntó enojado Ebenezer. Pero no recibió respuesta, el personaje sombrerudo camino de frente y sin importar que el milloneta ocupara toda el espacio de entrada,  pasó sin dificultades. Ebenezer cerró de un portazo y al volverse, notó que ya no estaba en su recámara. ahora se encontraba en un lugar muy espacioso, lleno de vitrinas, de cortinas metálicas, escaleras eléctricas, y todo aquello que define a un centro comercial para gente de mucho dinero. Ebenezer estaba pues en uno de los centros comerciales de su propiedad conocidos como El Castillo de Fierro. Ebenezer tardó en recuperarse de la sopresa y una vez acostumbrado a la poca luz del lugar,  descubrió que todo estaba abandonado y en ruinas, lo cual le sorprendió, pues no tenía mucho que ese  sitio había sido inaugurado a todo lujo. Ebenezer siguió paseando la vista por el lugar y a lo lejos notó la presencia del Sombrerudo enjorongado que le hacía señas para que lo siguiera ya montado en una de las destartaladas escaleras eléctricas.

centro comercial abandonado4

Subieron un buen de pisos sin cruzar una sóla palabra y llegaron al patio de comidas que se encontraba en  la parte más alta del centro comercial. Ahí, El Sombrerudo, le hizo una seña para que viera todo hasta donde alcanzaban a ver sus ojos. Se veía parte de Pulqueanco, colonia adinerada donde se asentaba el Castillo de Fierro más lujoso de su cadena de tiendas departamentales.

-Qué quieres que vea condenado chaparro -inquirió Billares con molestia y mucha impaciencia, ante el silencio inmutable del Sombrerudo– que tiene de raro la ciudad ¿Qué le paso a mi tienda?

El enjorongado sacó de debajo de su jorongo una vela, que extrañamente ya estaba encendida, y con los dedos indice y pulgar la apagó y lo señaló a él, mientrás la vela se volvió a encender; de nuevo El Sombrerudo la volvió a apagar y la vela se volvió a encender inmediatamente..

-¿Que significa eso? -de nueva cuenta preguntó Ebenezer– y fue otra voz que le contestó a través del sonido local de la tienda.

centro comercial abandonado 2

-Es tu futuro Ebenezer, tu famosa tienda departamental terminará así cuando una turba enfurecida de mexicanos hartos del gobierno y de los empresarios chupasangre se tomen la justicia por su propia mano, en un México no muy lejano. El Sombrerudo es la muerte y te está diciendo que tu vela ya se apagó, pero como traes el fistol del  PRI-se escuchó una risa y un nuevo susurro- perdón, del diablo, que pertenecía a Der Tiger…-Se oyó un susurro- perdón a El Tigre, ahora la maldición de la inmortalidad ha pasado a ti.

Ebenezer, por un instante quedó pasmado ante la noticia, ahora él era inmortal. Despues de la sorpresa, el millonario explotador, soltó una carcajada y dijo.

-Pero, quién puede ser tan estúpido de pensar que la inmortalidad sea una maldición –Ebenezer reía y hablaba, y buscaba ansiosamente a quien le hablaba por las bocinas que repetian La Voz por toda la tienda.

-Ya lo verás Ebenezer -sentencio La Voz que salía de las bocinas- la inmortalidad a la larga es una maldición, y si no me crees y si así lo deseas, te puedo presentar a tres de los más famosos inmortales de la historia para que te cuenten sus penurias.

-A quién te refieres -preguntó Billares, picado por la curiosidad.

-Pues nada más y nada menos que a Der ewige Jude….-de nuevo se escuchó un susurro…-perdón, El Judio Errante, Melmorth el Errabundo y herr Chabelo, sólo por mencionar a los más famosos.

Al escuchar los nombre Ebenezer volvió a carcajearse y dijo.

chabelo y el fin del mundo

-De los dos primeros no dudo que han de pasarla mal, pero de Chabelo, no lo creo, ¿Chabelo? ¿No, no creo que maldiga su inmortalidad?

-Hasta hace unas semanas, Chabelo era el inmortal más feliz del mundo -respondió muy seria La Voz desde las bocinas del Castillo de Fierro– pero ahora que se quedó sin su programa de televisión ¿Qué va a hacer con tanto tiempo libre? No, Chabelo, no supo lo que perdió cuando cancelaron su programa. Seguramente ahora herr Chabelo va a sufrir mucho con tanto tiempo libre.

Por un lapso prolongado Ebenezer guardó silencio y recapacitó sobre lo que le decía La Voz. Y a continuación preguntó.

-Y si El Tigre estaba vivo, porque dijo que estaba muerto, es decir ¿Por qué fingió su muerte? y ¿Porque  dejó el fistol y renunció a la inmortalidad?

-Ay Ebenezer ¿eres o te haces? -contesto La Voz con cierto dejo de fastidio y con un tono de voz marcadamente extranjero- Der Tiger se hizo pasar por muerto para, destrás de su hijo milito, hacer sus desmadres sin tener que dar la cara ¿o tu crees que ese megafraude del Teleatonto fue idea de su cachorro, jajajaja ¡NO! y sobre despreciar la inmortalidad, pues El Tigre ya estaba hasta la madre de la inmortalidad. El Tigre, debido a su licenciosa vida ya tenía muchos años de muerto, su vela se había apagado desde que él era un adolecente, pero otro inmortal lo había engañado y El Tigre aceptó el fistol que le dio inmortalidad, creyendo, como tú, que era un regalo, pero con el paso del tiempo le llegó el fastidio;  imaginate que ya nada sea nuevo para ti, que ya todo te sepa igual, que ya nada te sorprenda, que no amaes, que no odies, que cada mañana sepas que cualquier cosa que pase ya lo viviste, conociste o aprendiste. Que todos los domingos pase tu programa y la gente lo vea porque no hay otra cosa que ver o hacer. Bueno, en el infierno corre el rumor que en realidad fue Chabelo quien, en su hartazgo inmortal,  pidió que quitaran su programa del aire, porque ya no soportaba hacer las mismas tonterías una y otra vez cada semana. Imaginate pues Ebenezer que nada sea nuevo para ti, que vivas en una continua rutina y que sepas que eso será eterno. El Tigre tenía años buscando a que incauto darle el fistol y te encontró a ti, ahora si, El Tigre arde en el infierno como debe seeeeeeer -sentenció La Voz, con un efecto de eco en las bocinas que prolongo su última frase.

-Pero, pero, pero  Belisario Domínguez, me dijo que …

Unas escandalosas risas se escucharón por todas las bocinas del Castillo de Fierro, la cuál molestó a Ebenezer que gritando, pedía explicación a esas carcajadas, las cuales después de un momento, fueron amainando hasta silenciarse; aunque de repente se escuchaban en las bocinas una risita contenida, se notaba que La Voz no estaba sola en la cabina del sistema de sonido de la tienda.

-Disculpa Ebenezer -dijo La Voz, entre jadeos y tratando evitar el acento extranjero- pero nunca pensé que fueras tan inocente, ese que tú crees que era Belisario Domínguez era en realidad una de las recientes adquisiciones del infierno, era -Y a voz se apagó para dar paso a una nueva serie de carcajadas- Ay Billares tan viejo y tan…. Bueno, ese que te dijo que era Belisario Domíguez, era en realida un diablo chocarrero, un diablo bromista , ese diablo menor, era Jacobo Zambludovski y con la broma que te hizo a ti fue admitido en el circulo de diablos chocarreros, más exclusiva del infierno, donde ya se encuentran entre otros, Clavillazo, Resortes, Cantinflas, Jolopo, Diaz Ordaz, Juan Pablo 2, Francisco Franco, Stalin, Pinochet, Napoleón, Hernán Cortés y un largo etcétera de dictadores, desinformadores, cómicos y políticos de mala monta.

zabludovski diablo

Jajajajajja- las carcajadas seguían escuchándose en todo el centro comercial, y la voz remató- Y da gracias que no te enviamos, mientras dormias,  a un Incubus*, jajajajajajaja, porque ahora los incubus se han vuelto muy modergnos y agarran parejo hombre , mujer o quimera, jajajajajaja.

demoniosm4

Ebenezer no daba crédito a lo que escuchaba, todo había sido una trampa, una burla y ahora la broma continuaba  y eso no lo podia seguir permitiendo, no señores, ningun hijo de su, se seguiría burlando de él, en este momento daría por terminado ese teatro que seguramente había planeado su familia, para desquitarse de que en la cena de Noche Buena, les había dicho que todos estaban desheredados y que toda su fortuna se la había donado al Vaticano y que esa era la única y canija razón por la que el papa Francisco visitaría el próximo año México. Ahora se daba clara cuenta que lo que escuchaba desde su recámara no era expresiones de júbilo, eran mentadas y maldiciones en su contra. Pero eso ya no tenía importancia. Por último quizo saber quién o quienes estaban en la cabina  y preguntó.

-Bueno, ya se burlaron lo suficiente de mi diganme quien carajos son ustedes y cual es el objeto de todo esto -concluyó Ebenezer rsignado y herido en su orgullo.

Ebenezer, somos los demonios de tu vida, representamos lo que tú siempre has adorado, la riqueza, la acumulación, el egoismo, la soberbia, los excesos, el lujo, la indiferencia, la burla, la ignorancia del dolor ajeno, etcétera. Y no creas que esto lo planeo tu familia o tus socios, nosotros si somos unos verdaderos diablos y nos encargamos de hacer pagar a quienes en vida, teniendo todo el derecho de tener, nunca vieron hacia abajo y repartieron un poco de la dicha que les tocó disfrutar. Somos quienes harán pagar a aquellos que autorizan aumentos de salario mínimo menores a tres pesos, a aquellos que desaparecen estudiantes, golpean pensionados que exigen el pago de sus pensiones y aguinaldos, somos quienes les quemaran los tompiates a los diputados y senadores que se sirven con la cuchara grande – aquí interummpio Ebenezer a La Voz y preguntó.

-Perame, ¿y a las senadoras y diputadas que les van a quemar?

-Buena pregunta,asentó La Voz–  Billares, pero no te la contestaré, porque aúnque diablos, el pudor me impide ventilar esas torturas en  publico, pero s+epase que todas son ideas de  las policias de México y están registradas por y tienen derechos reservados; aunque claro, los chinos ya se las copiaron; porque ahora la tortura a la mexicana ya superó la tortura china.

-Bueno Ebenezer, fue un placer atormentarte la Noche Buena, ya pronto nos veremos por estos rumbos, ah,  gracias por  el generosísimo “donativo” que nos hiciste a través del Vaticano. Muchas gracias, me despido con afecto  tu amigo Marx-La voz se tornó en una sonora caracajada, no de una voz, si no de miles de voces.

-¿Carlos Marx?- preguntó Ebenezer.

-No hombre -respondió La VozGroucho

marxism-groucho-marx1

-¿Y por qué hablas como alemán? -replicó Ebenezer.

-Porque se oye más chido, jajajajaja hasta pronto Billares, no tardes mucho.

La Voz se apagó, el millonario en un acto reflejo y con miedo, se llevó la mano al costado donde buscó el fistol, notando que ya no colgaba de su camisola, al momento sintió un estremecimiento y mirando a lo lejos, Ebenezer vio que El Sombrerudo enjorongado apagaba con el dedo indice y pulgar su vela y ésta, ya no se volvía a encender,  .

macario3

*Íncubo (del latin Incubus, in, ‘sobre’ y cubare, ‘yacer’, ‘acostarse’) es un demonio masculino en la creencia y mitología popular europea de la Edad media que se supone se posa encima de la víctima femenina durmiente, para tener relaciones sexuales con quien duerme. Algunas fuentes indican que puede ser identificado por su antinatural frío miembro masculino. Su contraparte femenina es una Sucubo.  La tradición religiosa sostiene que tener relaciones sexuales con un íncubo o súcubo puede provocar un deterioro en la salud, o incluso hasta la muerte.3 Las víctimas viven la experiencia como un sueño sin poder despertar de éste.

fin

@tenejapanboy

No olvidemos Ayotzinapa, Acteal, Aguas Blancas. Feliz Navidad .

 

 

Por @tenejapanboy

krampus-copy

LOS HECHOS, LUGARES Y/O PERSONAJES DE ESTA HISTORIA SON FICTICIOS, CUALQUIER PARECIDO, SEMEJANZA O SIMILITUD CON HECHOS REALES, PRESENTES, PASADOS O FUTUROS, SON PURA, CANIJA Y RECONDENADA COINCIDENCIA, Y NO SON RESPONSABILIDAD DEL AUTOR.

La fiesta seguía allá abajo, brindis, música, comida, risas; en fin, el ambiente típico en una celebración de navidad, pero para Ebenezer Billares Consales, la fiesta había terminado. A sus 84 años, Ebenezer ya no estaba para madrugar en fiestas y ya había comido en exceso pavo, pierna, ensalada navideña, panetone, chocolate, champagne de la mejor y más cara. Se había excedido, en colaciones y fruts secas, estaba a reventar  contraviniendo todas las indicaciones de su médico de cabecera, había tragado como descocido, pero, era Noche Buena y no podía despreciar tan excelentes manjares que habían sido proporcionados  por uno de los más prestigiosos restaurantes de país y ademas,  le habían costado una fortuna. pero sobre todo, no siempre se disfrutaba de la compañia de amigos, familiares y socios comerciales (incluyendo políticos), los cuales además de su compañía habían traido excelentes regalos. Desde vinos y licores importados de Europa, hasta relojes Vacheron Constantin y joyas de todo tipo y valor (alguien bromeo diciendo que la medalla que le había dado la cenaduría había sido un regalo de navidad anticipado; fue en ese momento, con ese coemntario que Ebenezer Billares, recordó ese pedazo de metal que ya no recordaba ni dónde lo había dejado, lo mas probable era que en una de esas su chofer ya lo habrÍa empeñado, y  lo más seguro es que no le dieran mucho por ese pedazo de metal inutil), amén de escultura y pinturas de reconocidos artistas; bueno, incluso en una navidad pasada alguien, conociendo sus aficiones, le regaló un maravilloso rifle de caza .950 JDJ y otro le  obsequió un toro semental  para su finca en España donde tiene una cria de toros de lidia .

santa-claus-protegido

Ebenezer, era un persoanje influyente en su país e inclusive internacionalmente y en el trancurso del día no había parado de recibir, felicitaciones, regalos y llamadas telefónicas de todas partes del mundo, por lo que  ya después de medianoche Ebenezer Billares estaba cansado, y ya no deseaba más felicitaciones de familiares interesados en darse a ver para que no los borrara de la herencia, y se sentía cansado de dar audiencia a politicos lamesulesas que  le presentaban sus “respetos” todo con el malsano interes de que en las próximas elecciones se mochara con su desinteresada “ayuda” para finaciar las campañas de políticos del todos colores e ideologías. y ya también estaba harto de sus socios lameculos que sólo iban a verlo para saber  cuando tiempo le quedaba para irse al valle de las calacas y así poder apañar su imperio de minas, centros comerciales, compañías de seguros, la cervercería, las casas de bolsas, las de finanzas, universidades, etcétera que en total hacían de su fortuna una de las más sustanciosas de México, con un monto aproximado a los 20 mil millones de dólares.

110898__evil-santa-santa-claus-snow-maiden-joy-hoods_p

Después de despedirse de unos cuantos de los invitados a la fiesta, Ebenezer,pidió a su ayudante personal quelo llevara a su recámara, lo cual se hizo con prontitud y sin objetar nada. Ya en sus aposentos, Ebenezer Billares descansaba en su enorme cama flotante. Ya su viejo y ajado cuerpo había sido enfundado, por un equipo de enfermeras, en una costosa piyama diseñada por Karl Lagerfeld, mientrás que sus pies eran protegidos por calcetines térmicos hechos por una empresa encargada de los trajes espaciales de  los astronautas gringos; ya recostado en su cama flotante, Billares se cubría con un cobertos, cobijas y sábanas  de algodón egipcio las cuales se cambiaban diariamente y  nunca eran usadas dos veces por Ebenezer. Su amplia recámara de más de cien metros cuadrados, era calentada por un sistema de calefacción que era controlado por una computadora que media las variaciones de la respiración de los que ahí dentro de la recámara se encontraban, logrando un constante de 24 grados centígrados, elpiso estaba integramente cubierto con las mejores alfombras persas y en todas las paredes, lucían las cabezas de lso animales que habían tenido la desgracia de atravesársele almillonario en sus múltiples viajes de caza (alguién algún día bromeó diciendo que siendo tan buen cazador y coleccionista de piezas y que ademas siendo que disfrutaba, mostrar sus “hazañas” en el arte de la cinegética, porque no había en sumuro la cabeza de uno de sus empleados, tan tan) . Una vez que todo estuvo de acuerdo alprotocolo para que elmillonario disfrutara de sus descanso y Ebenezer durmiera plácidamente, los empleados al servicio personal del empresario lo dejaron dormir, algo que lograba el anciano  gracias a una buena dosis de narcóticos que le procuraban evadirse del mundo y volver a la vida horas después.

EL TIGRE Y EL PEDO

kazuma_kaneko_matador_0

Pero esta vez,algo había  sucedido, pues por alguna razón Ebenezer Billares no podía dormir, tal vez había comido demasiado y eso interfería con el proceso químico que le procuraba dormirse o no se le había inyectado la dosis correcta, o habían sido muchas las emociones del día; el caso era que Ebenezer Billares, no podia conciliar el sueño; En esas estaba Ebenezer cuando  escuchó una voz que lo llamaba por su nombre, lo cual le sorprendió, pues él estaba seguro de que en la habitación no había nadie más que él, (bueno estaban sus xoloitzcuintle, pero esos, hasta donde tenía noticias, esos no  hablaban), pero, no pasó mucho tiempo para que de nueva cuenta oyera la voz, la cual  no era esas voces cinematograficas de fantasmas , huecas y alargándose. ¡No! Esta voz  era fuerte y clara y pronunciaba su nombre con todas sus letras. Fue en el tercer llamado (como en el teatro), que reconoció la voz de quién lo llamaba , era la inconfundible voz del Tigre, el dueño de las televisoras y las estaciones de radio. Así fue que después de  escuchar por tercera vez la voz, El Tigre se hizo presente, Ebenezer no podia dar crédito a lo que sus ojos veían cuando tuvo frente a si al Tigre en carne y hueso. Lo  más extraño de todo era que , El Tigre, no se le veía mal,  es mas parecia hasta rejuvenecido y hablaba con un tono afable, extraño en él. El Tigre, para mayor sorpresa de  Ebenezer, vestía como torero  venía enfundadod en un terno color  blanco bordado en oro con botonadura de plata y vivos en tinto, mismo que lo cubría  de chamorros a cuello. La montura, medias y zapatillas eran en color rosa, al igual que el capote de paseo. Como elemento distintivo colgaba de una de sus solapas un fistol de oro en forma de escarabajo con alas de jadey en su rostro lucía una sardónica sonrisa; y se paseaba porla recámara  como si estuviera partiendo plaza. El Tigre se regodeaba en su andar y jocoso  se acercó a la cama flotante de Billares y sin pedir permiso se sentó en ella, sin que la cama  se moviera un sólo centimetro por dicha acción.

-Hola Ebe -dijo con alegre tono El Tigre– ¿Cómo sigues mi estimado y caro amigo? Te veo rozagante de salud. Que envidia.

Ebenezer no podía hablar, estaba mudo, tenia ahi sobre su cama, sentado al Tigre, extrañamente vestido como torero, era él mismísimo Tigre, él que había sido su compañero de la escuela militar, él que  ya tenía una buena cantidad de años fallecido, enterrado y prácticamente olvidado y para mayor asombro, El Tigre parecia alegre, sin penas. De hecho no colgaba de él, ni arrastraba ninguna cadena, como dice la conseja popular que sucede con las almas en pena.

-Estoy bien – balbuceó Billares, sin agregar más.

Por supuesto, si ya te vi – contestó El Tigre sin poner mayor atención al estado de ánimo de su “amigo” y en alguna forma su antiguo socio,pues se distrajo con uno de los  xoloitzcuintles, que lo miraban con excesiva desconfianza desde una esquina de la recámara.

untitled-1182

Fue entonces que , aprovechando la distracción del Tigre con los perros, fue  que Billares agarró valor y le dijo al Tigre, que era sorprendente verlo de tan buen aspecto y no como un alma en pena, que ¿Cómo le había hecho? a lo que El Tigre le respondió.

krampus2013

-¡Ay mi estimado Ebe! Tú sigues viviendo en el siglo XIX, las cosas han cambiado mucho en allá abajo, ahora gente como tú y como yo, somos altamente apreciados en el chamuscadero, ahora se reconocen nuestros méritos como explotadores y hambreadores. Allá en el averno somos considerados como buenos ciudadanos que hemos aprovechado las oportunidades que  la coyuntura económica, social y política del mundo capitalista nos han facilitado para someter a esa masa creyente y agachona que cree que se ira al cielo por portarse bien -todo esto lo decía El Tigre, ya de pie, dando pases de capote y sonriendo en redondo mientrás quién sabe de dónde se escuchaban aplausos, vivas y volaban almohadillas a la recámara -y en gratitud, el lugar de las tinieblas, nos han premiado con riquezas,  placeres carnales y mucho dinero y poder y como bono extra, al morir, el infierno nos contratará para trabajar reclutando más almas pendencieras que les importe poco el bienestar general y les guste chingar al pueblo, todo con la complicidad más abyecta de quien dicen que vive en el Cielo. Obvio -prosiguio contando El Tigre– no todos los reclutados serán grandes diablos como yo y como lo serás tú; tambien hay diablos lamesuelas, como Fedipo Calaveron, Cardos Sardinas de Cortary, George Push, etcétera, y los hay pobres diablos como Jodier Lozasno, Piña Neto, El jefe Ciego Fraunández de Cabellos, Joaquín Sópez Chóriga, Elba Esthres y hasta mi hijo El milín Azcarrata, entre muchos otros; que aún cuando sirven muy bien a través de sus impias obras a los bajos intereses de la oligarquía mundial , no pasan de ser diablillos pedorros-Al terminar de decir esto El Tigre se carcajeó de tal forma que hasta Ebenezer tembló de miedo- Pero, miraEbe -continuó El Trigre– el motivo de mi visita no es hablarte de dónde trabajarás después de que  dejes esta tierra; yo sólo vengo a comunicarte que hoy tendrás la visita de tres espíritus, su objetivo es hacerte un reconocimiento chingón, no como los de la cenaduría y darte dos que tres indicaciones de  como desean en los avernos que se maneje el mundo en los próximos años.  Y no debes asustarte por su presencia, son amigos- mientrás decía eso, El Tigre, no dejaba de razcarse la entrepierna y fruncir la nariz a cada rato. En tanto  Billares lo veía sin entender nada y consideraba que todo era una pesadilla digna de Hollywood, pero fundamentalmente, que todo era producto de una mala digestión.

Kamprus diablo de navidad

-Bueno te dejo -dijo El Tigre, sin voltear a ver a Ebenezer– El infierno me requiere, hoy además de ejercer como un Krampus, en el infierno estaré esperando la llegada de mucho político y empresario tranza y yo soy el mero mero del  comite de bienvenida y selección, como te digo, hay diablos de todos niveles y yo soy el que los acepta o rechaza según sus aptitudes, nos vemos Ebe -habló El Tigre mientras esbozaba una falsa sonrisa muy al estilo televisivo, y se despidió diciendo- Cuidate, ¡Ah! y felicidades por la medalla, aunque, claro, que, esa medallita, comparada con los collares Amour Amour de tus perros; esa medallitaa del cenado (sic) es casi una corcholata. Y sin más, y enmedio de una nube de azufre, El Tigre se esfumó, sin darse cuenta que en su partida, en la alfombra persa de la recámara de Billares, había caido su fistol.

news_photo_59489_1418671950

Ebenezer, descontrolado no salía de su asombro, pero se repetía que, seguramente todo era a causa de la tragazón que se dio en la Noche Buena, y pensó que si seguía sintiendose mal, llamaría a su médico para que le diera algo contra la mala digestión. Dicho esto se acomodo bajo las lujosísimas sábanas y cobertor y  mientras  expulsaba un sonoro pedo, se dispuso a dormir.

LA NAVIDAD DEL PASADO

soldado de navidad.png

Al poco tiempo de que al parecer, Ebenezer Billares Consales (se pronuncia ebenicer quién sabe por qué), se había quedado dormido, sintió un extraño vientecillo entre las piernas, lo que le hizo despertarse inmediatamente y mientrás veía  hacia todos lados intentando saber dónde carajos se encontraba, se dio cuenta que yacía sobre el pasto del jardín frente a la fachada de la antigua escuela militar Cooler, centro académico de corte militarizado a donde en la adolecencia había sido enviado por  su padre para templar su carácter, debido a  un desmadre que había organizado con otros juniors, amigos suyos, en una de las plantas cerveceras de la familia. Ebenezer no salía de su asombro y permaneció recostado en el pasto, en tanto se decia asi mismo.

-Con una chingada, qué me está pasando, pinche comida estuvo muy condimentada, pero nada más que despierte, ordeno a mis cuates de Salubridad que manden clausurar ese restaurante de mierda y… -No terminó de decir lo que deseaba porque un militar como de dos metros  con uniforme muy a la milicia gringa, se le acercó y parado frente a él,  le dijo.

-¡Bienvenidou de nuewo cadete Billarés!!! ¿Se acuerda cuando estuvo aquí en su juventud, y supo lo que es ser discriminado por no ser consideradou one of us????-

Si, Billares lo recordaba; cuando llegó a la academia militar Cooler, ni inglés sabía y sintió en carne propia lo que es no ser aceptado y ser discriminado por el simple hecho de ser “mejicanou”

Santa I want you

-Pero levántese cadete Billarés – amable el milico grandulón, ofreció a Ebenezer una mano y de un jalón puso, sin dificultades, en pie al millonario , quien no sabía ya que pensar- Aqui le queremos muchoua usted,pues sabemos que es your are uno de los millonarios más grandes de Méjicou, y eso nos enorgullece, porque sabemos que aprendió muy bien las lecciones que aquí le impartimos de como  hacer sentir a los demas lo que es el poder y que el capitalismo y la democracy es la mejor forma de dominar a los pueblos subdesarrolladous. Usted ha sido un buen soldado americano, ha dando a los USA mucha riqueza, que digo un buen , your are un excelente soldado, mejor que muchos que han muerto en la infinita cantidad de guerras en que los USA han participado( , no entendíaporqué el gringole hablaba enun pésimo español, si él sabía hablar un excelente inglés,pero en fin). Gracias a capitalistas salvajes como usted my country ha impuesto su ideología y forma de gobierno, sin importarle la vida y suerte de millones de seres humanos que sólo sirven para que una clase privilegiada viva con lujos y comodidades. Y, claro que  por supuesto, usted también ha sido beneficiado enormemente con ello.

Al terminar de decir esto el militar gringoide, Ebenezer, sintió de repente un orgullo mal sano, le habían dicho que él era un excelente soldado de la mayor potencia económica del mundo a la cual veneraba desde joven.

-Hoy Ebenezer -El militar se dirigió a Billares como si le hablara a un hijo pródigo- has venido a tu  pasado para que no olvides tu misión mercantilista y antihumanitaria. Y sólo te pido una cosa Ebenezer -continuo el militar- que sigas siendo el mismo explotador, el mismo especulador y el mismo ideologo de la clase adinerada de tú país y continues sirviendo con tus acciones al mio, para seguir haciendo más pobre al pobre y más ricou  al ricuou-El gringo lo abrazó cariñosamente, le dio un beso en la frente y Billares cayó en un sopor tan satisfactorio como cuando su padre lo felicitaba por sus logros academicos; sintió un relajamiento muy similar a como cuando su padre le dijo que al morir su hermano y una vez que faltara él, Ebenezer se haría cargo de la fortuna familiar, disfrutó de un extasis tan impactante como cuando supo de la perdida de su padre cuando éste cayó accidentalmente de su lujoso yate, en la famosa bahía de Acapulco, allá por los  años 60. Y de un momento a otro Ebenezer volvió a sentir el calorcito de su cama y de su calefacción controlada por computadora y sintió que todo estaba bien y que ya hasta le daba hueva esperar a los otros dos espiritus navideños…ahora Ebenezer se sentía muy chingón.

…Continuará

LOS HECHOS Y/O PERSONAJES DE ESTA HISTORIA SON FICTICIOS CUALQUIER PARECIDO, SEMEJANZA O SIMILITUD CON HECHOS REALES,PRESENTES, PASADOS O FUTUROS, SON PURA, CANIJA Y RECONDENADA COINCIDENCIA Y NO SON RESPONSABILIDAD DEL AUTOR.

@tenejapanboy

*”El Krampus no es algo que normalmente se asociaría con la Navidad, al contrario, podría considerarse algo digno de Halloween. Con grandes cuernos, pezuñas, cabello oscuro, colmillos filosos y una horrible lengua, es básicamente el anti-Santa. El origen de este demonio es de la época pre-cristiana, originado en Alemania. Su nombre viene de la palabra krampen, la cual significa “garra” y se dice que es hijo de Hel de la mitología nórdica. El demonio también comparte características con algunas creaturas de la mitología griega.” http://www.sandiegored.com/noticias/59489/Que-es-el-Krampus-Conoce-otra-cara-de-la-Navidad/#sthash.JetP6j2N.dpuf

Un cuento de Navidad

10313476_10204134096506801_7262094034469372983_n

Dedicado a todos los desaparecidos y a sus familiares
autor: tenejapanboy

Se levantó y miró en torno suyo, estaba en un paraje desconocido, no sabía cómo había llegado ahí, la noche era fría, pero él no sentía el frio, de hecho no sentía nada, se vio desnudo, y eso no le causó ninguna incomodidad, no sabía desde que horas estaba en ese lugar, el cual se veía apartado de todo rastro de civilización, era, seguramente, un bosque o un parque por el arbolado, por las hojas de los árboles esparcidas por el  suelo de tierra y por los manchones de pasto por aquí y por allá. En un principio pensó que se encontraba sólo, pero al poco tiempo de haber despertado de su inconciencia, escuchó a lo lejos un rumor de voces y movimiento, a lo lejos se oía claramente un ajetrear de gente trabajando, o al menos eso parecía por el sonido tan característico del arrastrar de la pala al profanar la tierra, si, ese sonido rastrero y dolorido que hace la interacción de la pala con la tierra al ser esta última violentamente profanada.
A pesar de que ya habían pasado varios minutos desde que recobró el conocimiento, él aun se sentía completamente desorientado. No sabía qué le había pasado y no sabía que hacer, ni a dónde ir. Mientras trataba de ordenar sus pensamientos, él escuchó disparos a lo lejos, eso lo inquieto y le obligó a mirar en todas direcciones y fue en ese preciso instante que él se reconoció de pie sobre un montón de tierra recientemente removida y amontonada bruscamente. Al momento, la necesidad de moverse se hizo presente y sin pensarlo más enfiló hacia lo que en ese momento era su frente; no tenía idea hacia dónde se dirigía, pero no le importó, tenía la necesidad de irse de ese lugar que le causaba tanta inquietud, aunque por un rato dudó, pues, aunque parezca raro, por una parte quería permanecer ahí, y por otra, trataba de alejarse de ese sitio lo más rápido posible.
Tenía una semana de desaparecido, sus padres ya habían dado parte a las autoridades, las cuales dieron poca importancia al asunto, era uno más de las decenas de denuncias que se recibían por supuestas desapariciones y además, era la desaparición de alguien no importante. En este caso se trataba de un estudiante más que se había ido de casa, un caso sin importancia como otros tantos que se denunciaban a diario, ahora, de nueva cuenta era un estudiante que tal vez anduviera de farra con los amigos y luego aparecería como si nada, uno más, como tantos a los que los familiares les perdían el rastro y hacian un escándalo. Hoy era un estudiante, pero también podría haber sido un padre de familia que había huido de los compromisos familiares para correr tras unas faldas o que, ante la miseria tan cabrona que se vivía en el país, se había ido a probar suerte del otro lado de la frontera y no quiso informar a la familia por x o z razones. Lo anterior  era la norma en el caso de los hombres, pero si la desaparecida era mujer, no había de otra, se había ido con el galán en turno. En todos los casos de supuestas desapariciones, nada  exigía una investigación policial; además, existía el conflicto económico, es decir, los familiares no tenía dinero para “fomentar” el interés del MP o de los agentes, o sea, como se dice en el argot policiaco, había que ponerle dinero al asunto para lubricar el ejercicio de la ley, si no, ni le movían. Por lo tanto, como el caso era uno de tantos, la denuncia fue a parar a una caja de huevo marca “Campanario”, donde se amontonaban decenas de expedientes que nunca tendrían una solución y terminarían, en una fosa oficial llamada archivo muerto.

Andaba rápidamente entre los árboles (ayudado por la luz de una hermosa luna llena que alumbraba su abrupto camino), sorteando ramas tiradas, piedras y hoyos . Una vez que inició su andar, su necesidad de alejarse se incrementó, un impulso desenfrenado lo obligaba a ir a donde se encontraba su familia, ver a sus padres, a sus amigos y a sus compañeros de escuela, no sabía ni por donde andaba, pero algo inexplicable lo llevaba casi de la mano en ese paraje, donde, al ser el paisaje tan igual, parecía como si sólo estuviera dando vueltas en el mismo lugar y deambulara indefinidamente perdido.
En su andar, se topó con otras personas, que al igual que él, iban desnudos y procuraban, lo mismo que él, no toparse o intercambiar saludos o miradas con quienes a cada rato se les atravesaban en el camino, pero, a pesar de las precauciones, aunado a la cantidad de gente que deambulaba por ese lugar, terminó al fin chocando de frente con otro desnudo, que al igual que él, también andaba por ahí sin saber cómo, ni entender cuándo había llegado, y mucho menos cómo podría salir de ahí. Al encontrase ambos se miraron de pies a cabeza y no atinaron a decirse una palabra, hasta que él preguntó ¿Cómo llegaste aquí? ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Qué te pasó? Un largo e infructuoso interrogatorio que fue respondido a medias, pues su interrogado estaba en las mismas, con más dudas que respuestas. Para empezar, respondió que no sabía a ciencia cierta quién era, recordaba algo; no sabía de dónde venía, pero empezaba a rememorar o a sentir que recordaba cosas, retazos de recuerdos; sabía que no era de ahí, se sabía extranjero en esta tierra, era migrante, iba a Estados Unidos y ahora no sabía dónde estaba, no recordaba nada más, no sabía cómo se llamaba, ni de dónde venía, pero algo lo hacía caminar con un rumbo desconocido, con la sensación de que iba por buen camino ¿A dónde? No lo sabía. Ahi terminó la conversación y después de permanecer un buen rato en silencio, sin poder decir más, se separaron sin decirse sus nombres (pues ni ellos mismos los recordaban), se separaron sin decirse adiós, con la certeza de que vivían una tragedia similar.
La búsqueda fue infructuosa, nada sabían de su hijo, sólo tenían la certeza de que había sido levantado por gente que, aun cuando no vestían ningún uniforme, todos identificaban con policías o militares o federales o guardias particulares, o etcétera. No era el primero, muchos estudiantes, muchas mujeres, muchos activistas sociales, muchos chavos que usaban el internet para denunciar abusos, muchos migrantes y muchos defensores de derechos humanos habían desaparecido y las autoridades hacían oídos sordos o cerraban los ojos ante la evidencia. Miles eran los desaparecidos y el gobierno minimizaba el hecho y en eso era apoyado por los conductores de televisión y por los periódicos; por las revistas y por los programas de radio progubernamentales.
Ellos no eran los únicos padres que buscaban a sus hijos y no eran los únicos que cada día recibían la bofetada de la indiferencia y desprecio gubernamental ante su dolor. Y aunque la búsqueda era infructuosa y las decepciones constantes, ninguno de los dos pensó en abandonar la búsqueda de su único hijo. Y a pesar del dolor y de la incertidumbre que los hacía por momentos flaquear, ni ella, ni él, se dieron el beneficio del desahogo de soltar una sola lágrima, pues la certeza de que encontrarían con bien a su hijo fortalecía su fe y alentaba su deseo de luchar por encontrarlo y por ayudar, en lo que se pudiera, a otras personas que en su misma situación buscaban a sus familiares y amigos desaparecidos en todo el país.

Estaba perdido,  de eso no tenía duda, todo el entorno eran árboles, árboles y más árboles y parecía que no encontraría la forma de escapar de ese infierno verde. En este buscar salir del bosque, encontró a más gente desnuda con la que pudo entablar comunicación, ya que, después de su primera platica con uno de los perdidos en ese bosque, ahora eran más fácil para él acercarse a conversar con otros que también, como él, vagaban; encontró mujeres jóvenes que al igual que él también iban desnudas y no sabían que había pasado, pero que tenían pequeños recuerdos donde el miedo y la incertidumbre eran parte de su pasado más próximo y eran esos hilachos de recuerdos llenos de terror inexplicable los que hacían que en ellas creciera el deseo incontenible de huir del lugar donde habían recobrado la conciencia. Él, también encontró hombres desnudos que en ese lugar buscaban a sus parientes. Ellos le platicaban que antes de perder la memoria iba con sus hijos y esposa hacia a un lugar y después ya no recordaba nada. Todos con los que se llegó a topar, sin excepción, huían de algo, algo que les causaba un miedo terrible, pero que no podían explicar. La mayoría se sabían pertenecientes a una familia, a un grupo de amigos y el dolor de la separación era patente y la angustia de no saber de ellos era tortuosa y la necesidad de salir de ahí y encontrar a sus familiares y amigos era inmensa, tanto como la urgencia de recobrar la memoria de lo que les había pasado.
Después de que las autoridades los ignoraran, empezaron a ser orientados por organizaciones civiles de Derechos Humanos. La Comisión de los Derechos Humanos gubernamental no les ayudó en mucho, esa institución se había ido convirtiendo en una pantalla, poco hacía, sólo se dedicaba a emitir comunicados y una que otra recomendación a las autoridades; recomendaciones que eran ignoradas sistemáticamente. Es así que empezaron a asistir a marchas, mítines y juntas, iban a donde fuera con tal de recibir apoyo y orientación para encontrar su hijo, la esperanza estaba en que lo encontrarían y volverían a tenerlo en casa.

Por fin una carretera, luces, casas, algo por donde andar más de prisa, ahora con un destino claro, con la idea de llegar a casa, pués conforme se alejaba del lugar lleno de árboles,  la mente empezaba a despejarse y traía más y más recuerdos, aunque esos recuerdos no eran precisamente recientes; eran más bien de esos recuerdos donde uno sonríe al verse niño jugando con hermanos y amigos, de esos recuerdos que hacen que lata el corazón con fuerza al verse en el comedor familiar festejando cumpleaños, fiestas patrias y navidades; esos eran los recuerdos que ahora le llegaban a él, esos recueros lo hacían feliz, pero esa felicidad era momentanea, y crecía en él la necesidad de recordar su pasado reciente… pero ese pasado se le negaba, aunque, poco a poco iba revelándose en flashbacks dolorosos.
El lugar al que había llegado le era conocido, aunque no atinaba a saber por qué. Era de noche y a esas horas todo estaba desierto, la desolación era patente, nadie en las calles, aunque, por otro lado, la mayoría de las luces de las casas estaban encendidas y se advertía en algunas de ellas luces multicolores que cintilaban en las ventanas y se escuchaba una cierta algarabía en el interior de las mismas. Todo concordaba, era invierno, era temporada navideña y la gente festejaba. En ese momento, una iglesia que no podía ver, tocaba con un tono lastimero más que festivo, las doce campanadas de rigor. No había duda, esa noche, era Noche Buena.
“Lo peor que nos puede pasar en estos casos es la desmemoria, no debemos desistir de buscar a nuestros desaparecidos, no debemos dejar que la desmemoria nos gane la batalla, todos y cada uno de nosotros debemos seguir con la exigencia de que ¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos! Al gobierno le conviene el olvido, no le regalemos nuestra desmemoria…” estas palabras, dichas por un padre de familia (en una conferencia de prensa a la que los medios oficiales nunca darían cobertura), quien como muchos otros tambien buscaba a su hija desaparecida, dieron nuevo ánimo a los padres del estudiante desaparecido hacía muchos meses. Ya eran mucho tiempo de dar vueltas, de esperar buenas noticias, de esperar verlo aparecer en la puerta de la casa, de esperar verlo bueno y sano y con esa sonrisa tan franca con que su hijo les regalaba al verlos cuando llegaba del internado después de muchos meses de ausencia y a pesar de los nulos resultados la esperanza de encontrarlo no disminuía. Muchos de los que buscaban a algunos de los miles de desaparecios, con el tiempo habían abandonado la lucha y es que no todos lograban soportar la frustración de no ver avances en la busqueda de sus seres queridos. Una cosa era cierta, todas las personas que buscaban a uno de sus parientes o amigos desaparecidos,  en algún momento  habían pasado por el desánimo y el dolor de no lograr nada en relación con sus desaparecidos y eso, muchas veces, los empujaba a pensar en  desistir; pero el amor y el deseo de encontrar a su pariente o amigo, eran más fuertes y al escuchar la palabra dolorida de otra persona que padecía la misma pena, renovaban sus energías para continuar con la búsqueda.

De repente él recordó donde estaba y lo que era mejor, recordaba exactamente la dirección de la casa de sus padres, ahora sabía cómo y por dónde ir. Aún estaba lejos de la casa paterna, pero ya había recorrido un buen tramo desde donde recobró la conciencia y lo que faltaba era menos. Enfiló hacia la casa de sus padres con el ánimo en alto y la certeza de que su llegada sería el mejor regalo que les podría dar a sus padres, pues él, como hijo único era a la única persona que podrían estar esperando en una fecha tan significativa como esta.

De última hora habían decidido quedarse en la ciudad y no regresar al pueblo a festejar la Navidad, regresar en esas condiciones a casa sólo les traería pesar y más dolor por no tener con ellos a su hijo y también implicaba desplazarse y volver para continuar con la búsqueda y ahora el dinero empezaba a ser un problema. Por ello es que habían aceptado la invitación a pasar la Noche Buena en el local de una asociación civil que les brindaba apoyo y asesoría en su búsqueda. Ahí habría un pequeño convivio, no una fiesta, la invitación era a compartir un momento de reflexión en torno a la situación del país y disfrutar de una cena sencilla, pero hecha con mucho cariño. Además, para ellos, cuyo único familiar cercano era su hijo desaparecido, la compañía, en esta fecha tan significativa, con otras personas que compartían sinceramente su dolor, haría que no se sintieran tan solos.

Por fin, después de mucho andar, él llegó a la casa paterna, le extraño verla sin ni una luz, le llamó la atención no verla adornada, no adivinar en la ventana de la sala el juego de las luces del arbolito de Navidad encendiendo y apagándose. Pensó que algo le podría haber pasado a su padre, enfermo desde hace tiempo o que a su madre había recaído de uno de sus múltiples achaques y para no preocuparlo no se lo habían comunicado. Cauteloso, se acercó a la ventana de la casa y para su decepción no vio nada que diera cuenta de que al menos había alguien dentro. Ningún adorno, ninguna señal del nacimiento, nada del árbol de Navidad, nada y de repente sintió frio, un frio no físico, un frio de ausencia, de desolación, un frio que escaló toda su espalda y con el frio llegó la certeza de lo que había pasado, en ese preciso momento se iluminó su mente y se congestionó de recuerdos, ahora empezaba a comprender el porqué de su desnudez y el porqué de no sentir frio, ahora caía en cuenta del porqué había recuperado la conciencia en ese desolado bosque lleno de gente desnuda, ahora entendía el porqué de que sus parientes no lo estuvieran esperando; hasta ese momento, hasta ahora comprendía que su trayecto no había durado horas, sino semanas, meses dando vueltas y vueltas en ese lugar lleno de árboles. Hasta ahora entendía el porqué de las paladas y los balazos a lo lejos, ahora sabía que había pasado a los otros desnudos que como él vagaban sin rumbo fijo por el bosque ese dando vueltas y más vueltas sin saber la razón. En ese momento comprendió la desmemoria y a la vez en ese preciso momento todo llegó a su mente en un torrente de sorpresa, dolor y coraje, en ese momento, ahí parado ante la ventana de la casa paterna comprendió todo y supo que él, para su familia, había desaparecido definitivamente y que junto con él miles de personas en este país sufrían del mismo dolor y coraje; entonces se estremeció, no quería doblarse, aguantó el grito que luchaba por salir de su garganta pero se contuvo, no deseaba dar lugar al dolor, no quería rendirsé ante la dura realidad y aun así, conteniendo su coraje , sintió como una lágrima empezaba a rodar por su rostro.
A cientos de kilómetros de distancia, en un local de una asociación civil, ella sintió un dolor en el corazón, no dijo nada a su esposo, dejó que él siguiera sumido en sus pensamientos, que siguiera sumido en su silencio, en ese silencio que era cada día más reacio a romperse, en ese silencio que no dejaba brotar un dolor , en ese silencio que era coraje y frustración, en ese silencio profundo que lo iba carcomiendo poco a poco por dentro. A lo lejos ella sintió la soledad de su hijo e intuyó lo que le había pasado, miró el nacimiento donde ya aparecía recostado el niño Dios, lo miró sin sentir nada, de un momento a otro se había quedado vacía de sentimientos, suspiró al recordar que la Navidad siempre había sido una celebración y ahora ya no lo era. Mientras a lo lejos escuchaba los “Feliz Navidad”, ella apartó la vista del nacimiento y en silencio se levantó de donde estaba y fue hacia una de las ventanas del local para ver el cielo estrellado, en ese momento se le nubló la vista y acto seguido con el dorso de la mano secó un lágrima (que había escapado de uno de sus ojos y lentamente rodaba por su impávido rostro), mientras juraba, como lo han hecho miles de madres y padres en este país, que pasara lo que pasara, no dejaría de buscar a su hijo.
.JBTC

@tenejapanboy

bandera_luto_mexico