Posts etiquetados ‘granaderos’

¡Fuera Peña!

Foto: Penagos

1..2…3…4…5…6…7…8…9…10…11…12…13…14…15…16…17…18…19…20…21…22…23…24…25…26…
27…28…29…30…31…32…33…34…35…36…37…38…39…40…41…42…43 ¡JUSTICIA!

Tx3LOD-f_400x400

¡Sin Violencia! ¡Sin Violencia!

 

get

 

LA MEGAMARCHA

La Megamarcha de ayer en la Ciudad de México se podría resumir en las  tres frases que inician este artículo, mismas que se repitieron incansablemente durante todo el trayecto de las tres marchas (cada una de las marchas tuvo como punto de partida diferentes ubicaciones en la Ciudad de México, una saliendo del monumento del Ángel De La Independencia, otra del Monumento a la Revolución y una tercera de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco), que confluyeron en la plaza del Zócalo. Una marcha pacífica, convocada por la sociedad civil, sin cabezas, ni organizadores visibles, claramente una marcha íntegramente ciudadana, donde miles (200 mil, 300 mil, 400 mil No lo sé pero una marcha que inició a las 5 pm y cuya retaguardia entró al Zócalo capitalino a las 9:15 pm nos habla de la gran convocatoria que tuvo esta marcha y por lo tanto es una de las más numerosas en las historia de las marchas convocadas desde la sociedad), de mexicanos exigimos tres cosas: que peña Nieto se largue, que se haga justicia a las víctimas de Iguala y que no se nos agrediera, pues nuestra marcha era pacífica. En ninguno de las tres solicitudes se nos hizo caso, y sobre todo en la Tercera, la no violencia.

201114 (35)
La Marcha transcurrió (durante las casi cuatro horas en que se desplazó por las calle de la Ciudad), sin mayores incidentes; la consignas y una que otra pinta en mobiliario urbano fueron las características de la misma. Fue en el Zócalo (Punto de referencia para todos los mexicanos, donde se asienta el “Palacio Nacional”, El ayuntamiento de la Ciudad ambas sedes de oficinas del gobierno, y la Catedral Metropolitana), donde la concentración de manifestantes llegó a su máximo de capacidad. Miles, miles de mexicanos llegamos pacíficamente a este espacio público que por siglos ha sido referente histórico y termómetro de la vida política de México y fue ahí donde al llegar, uno podía darse cuenta que algo sucio, bajo y sin escrúpulos, se estaba maquinando, pues en el extremo oriente de la plaza un grupo de encapuchados perfectamente coordinados lanzaban consignas y objetos hacia la fachada de Palacio Nacional que era resguardada por impávidos elementos de la Policía Federal quienes “estoicamente” aguantaban la andanada de insultos y golpes provenientes del grupo de infiltrados que tenía la clara intención de provocar problemas.

 

SUNP0046tene

MOMENTOS ANTES
Muy temprano en la mañana del 20 de noviembre de 2014, en las redes sociales empezaron a circular fotos y reportes de camiones militares llenos de gente vestida de “civiles”, individuos que por su vestimentas no concordaban con el tipo de vehículo en que eran atípicamente transportados, dando con ello pie a sospechas fundadas sobre el posible plan del gobierno de infiltrar las marchas programadas para el medio día al Aeropuerto internacional de la Ciudad de México y la Mega marcha de la tarde con rumbo al Zócalo.

Infiltrado paramilitar

Al mismo tiempo, en el llamado “Campo Marte”, se llevaba a cabo la ceremonia de ascensos de las fuerzas armadas mexicanas, en ella, las muestras de “apoyo” y zalamerías por parte de los beneficiados del poder hacia el presizombie mexicano no se hicieron esperar, por lo que el presizombie Peña Nieto , sintiéndose arropado y consentido por sus cómplices, lanzó una amenaza velada “El Gobierno de la República no cejará en sus esfuerzos por hacer que impere el Estado de derecho y la justicia en todo el territorio nacional…En un Estado democrático (jajajajaja) como México “es inaceptable la violencia cualquiera que sea su origen” (¿incluyendo la del Estado?), ese largo chorizo discursivo se podría resumir en esa máxima fascista de “Ley y orden”, así, o más claro, como lo expresó, en el mismo acto, el presidente de la Suprema Corte de Justicia “ORDEN, SEGURIDAD Y PAZ” directo el mensaje, que no da lugar a dudas de que en México estamos ante una dictadura parlamentaria judicial.
Con esos antecedentes, era de esperarse que la marcha que se realizaría posteriormente estaba condenada a ser infiltrada por elementos afines al gobierno disfrazados de “anarquistas” que asistirían con el único objetivo de darle en la madre a la marcha ciudadana pacifista.

 

LAS VALLAS DE PALACIO NACIONAL

201114100
Ahí, frente a Palacio Nacional , se preparó el espectáculo para iniciar la represión, se montó el show de los anarquistas, como escenario, las vallas, el palacio a media luz ( de hecho el Zócalo a media luz), cohetones, objetos lanzados contra los polis federales. En las alturas elementos de algunas corporaciones policíacas escondidos tras las almenas de “Palacio”; un sonido local invitando a los ciudadanos a retirarse del lugar para evitar provocaciones; gritos, corretizas, amagues y amenazas y encapuchados, el clásico cocktel , no más de cincuenta, muy activos haciéndose señas con elementos de la policía federal, corriendo , brincando, vociferando, un acto de histrionismo muy bien pensado.
En tanto en la plancha del Zócalo llena en su totalidad, se quemaba la efigie de Peña Nieto, se pintaban consignas, se escuchaba el discurso (apenas audible) de los oradores en el templete, también había vendedores ambulantes que ofrecían desde gorros, paliacates y banderitas, hasta “joyería” y USB´s inservibles.

peña quemado

LA CORRETIZA

El último contingente dela marcha entró a la plaza a las 9:25 pm y de repente se soltó el demonio, la puerta principal de “Palacio Nacional” empezó a vomitar Granaderos y antimotines del gobierno federal y del gobierno de la Ciudad de México y en un operativo barredora, empezaron a replegar a los ciudadanos que se encontraban manifestándose pacíficamente sobre la plancha del Zócalo, del lado sur el repliegue fue rápido, aunque caótico y no respetó edades, ni condición física, los policías actuaban como toros de lidia, iban contra todo lo que se moviera blandiendo sendos toletes y con una actitud de odio contenido, bufaban como si los manifestantes les hubieran hecho algo; así, el gobierno mandaba al pueblo uniformado a golpear al pueblo vestido de civil. Por uno y otro lado los gritos de “Sin violencia” se apagaban ante la marcha y golpes de escudo de los uniformados; todo en un caos informe que se extendió como derrame de agua sucia sobre la plancha del Zócalo y calles aledañas. La marabunta de golpeadores uniformados se dirigió a todas las bocacalle que confluyen al Zócalo, uno de los puntos donde se concentró fue la salida de (curiosamente) la calle de 20 de noviembre y Pino Suárez y hacia esa trampa que son la Calle de Madero (completamente obscura) y la calle de 5 de mayo. Aparecieron también los “cascos Azules” del gobierno de la Ciudad de México, que solidarios y bien cebados golpeaban a cuanto ser vivo se les atravesaba. Se respiraba el miedo y la zozobra, los uniformados cual bestias babeantes golpeaban a gente pacífica que ejercía su derecho a protestar, familias enteras, gente de la tercera edad, mujeres que empujaban una carriola, padres de familia que cargaban a sus hijos de brazos, jóvenes que no habían infringido ninguna ley, todos eran golpeados salvajemente.

images1000B

Horas más tarde se sabría de 31 detenidos y tres policías heridos…así, de esa manera era el reporte del gobierno sobre lo sucedido en el Zócalo. La realidad, no mesurable, no sabemos cuántos heridos había, aunque en las redes sociales se mostraban fotos de varios golpeados y heridos. Detenidos, tampoco se sabe a ciencia cierta, los datos del gobierno nunca son creíbles.

https://www.facebook.com/video.php?v=10152862526770816 (copiar y pegar para poder ver)

https://www.facebook.com/video.php?v=366463850199050&set=vb.211586975686739&type=2&theater (copiar y pegar para ver)

CONCLUSIÓN
El desalojo del Zócalo, aplaudida y festejada por la tv y los periódicos progubernamentales, hará crecer la soberbia de las fuerzas represoras del gobierno, se vanagloriaran de sus “valientes” actos contra la población indefensa y creerán que con ello harán desistir a la población de andar protestando. Pero no saben que esos actos de autoritarismo son armas de doble filo, como pueden hacer que la gente desista de continuar asistiendo a las marchas o puede hacer que la indignación que causa el abuso de la autoridad haga que más y más gente se una al movimiento que a estas alturas ya no sólo pide el regreso vivos de los normalistas de Ayotzinapa, ahora el movimiento se ha convertido también en un grito que pide la renuncia del corrupto presidente de México, todos a una voz sin importar edad, género, condición social gritan ¡Fuera Peña!
México cómo me dueles.

¡Vivos se los llevaron! ¡vivos los queremos!

Vivos2tene

 

Anuncios

¡Fuera Peña! | Pagina Popular. <——–Dar click para leer en Página Popular

Zócali 20 de noviembre 2014

Zócali 20 de noviembre 2014

Avenida Juárez y Balderas

Avenida Juárez y Balderas

Luto mexicano

Luto mexicano

ImagenImagenImagen