Posts etiquetados ‘cómico’

¡Ya llegó su pachucote!
De Tin Tan es poco lo que podemos agregar que no se haya dicho ya: excelente cómico ( en mi opinión el mejor en México ), buen bailarín y cantante, incomparable improvisador, actor de doblaje, locutor, showman, buen amigo, besucón, cabeza de la dinastía Valdés ( hermano del Loco y de Don Ramón ), y en sus buenos tiempos un acrobata maestro del contorsionismo. Mención aparte y con sobradas dudas las malas lenguas dicen que fue adicto a acelerones externos, pero eso no nos consta.

En el terreno del arte,Germán Valdés, Tin Tan,  fue un actor que pasaba de lo sublime a lo detestable; películas como “El Rey Del Barrio” o “El Bello Durmiente” son testimonios del trabajo de  un excelente actor cómico que lograba con base a un instinto sobrenatural para la improvisación inmejorables actuaciones;  en cambio, en cintas como “el Quelite” o “Chanoc en las garras de las fieras” vemos, con profunda pena, a Germán Valdés, en total decadencia como un minusvaluado actor de relleno, 

Tin Tan es para el cine cómico mexicano, lo que para las películas  de charros es Pedro Infante y el Santo lo es para las cintas de luchadores. Tin Tan también es un referente indispensable de la vertiente urbana de la llamada época de oro del cine mexicano, en especial, es él quien trae al centro del país la imagen provocativa del pachuco, que vestido con su pantalonzotes, sus enormes sacos , el sombrero con pluma, los zapatos bicolores y la leontina a la bolsa, desentonaba con la severa y costumbrista moda citadina de la metrópoli mexicana, y si sumamos a ello esa forma de hablar  tan característica de la frontera mexicoestadounidense, ese champurrado de inglés y español, hablado con el típico tono del roto chilango que Tin Tan palabreaba tan bien, tenemos los ingredientes necesarios para la existencia de un personaje memorable, adorable e inolvidable .

La recomendación para hoy y siempre es  ver algunas de las cintas de la primera época del gran Tin Tan, pues este es el mejor homenaje que se le puede hacer a este gran actor y ser humano, a cambio, usted  recibirá  momentos que le harán reír a mandíbula batiente con los desatinos y ocurrencias de este icono del cine nacional, ándele, vaya a ver una película de Tin Tan y olvídese por un momento de sus penas.

tintan-1954

Anuncios