Posts etiquetados ‘Armandale’

” Fui a su habitación. Y allí estaba ¡inmerso en cuerpo y alma en su odiosa escritura! “¿No puedes otorgarme un poco de tu tiempo esta mañana?”, le pregunté. Se levantó, sobresaltado “Desde luego, si lo deseas.” Ni siquiera me miró al decir esto. El mero sonido de su voz me dijo que todo su interés estaba centrado en la pluma que acaba de dejar. “Veo que estas muy ocupado –dije–. No lo deseo.” Antes de que yo hubiese cerrado la puerta, se había sentado de nuevo. Tengo oído que las esposas de los escritores han sido en su mayoría desgraciadas. Y ahora sé por qué.

Supongo que, como dije ayer, aprenderé a soportarlo, (A propósito, ¡qué estupideces parece que escribí ayer! ¡Cómo me avergonzaría si alguien las viese!) Espero que el periodicucho para el que escribe él no tenga éxito. ¡Espero que su carta llena de tonterías sea hecha pedazos por algún otro periódico en cuanto aparezca!

¿En que voy a pasar toda la mañana ? No puedo salir, está lloviendo. Si abro el piano, molestaré al laborioso periodista que esta escribiendo en la  habitación continua . ¡Señor!  Estaba bastante sola en mi pensión de Thorpe- Ambrose , pero esto es aún más solitario. ¿Leeré? No; Los libros no me interesan; odio a toda la tribu de autores.

Creo que volveré atrás en estas páginas y viviré de nuevo mi vida anterior, cuando intrigaba y hacía proyectos, y encontraba una nueva excitación en cada nueva hora del día .

Hubiese podido mirarme por muy ocupado que estuviera con su escrito. Habría podido decir “¡Què elegante estás esta mañana!” Habría podido recordar…¡eso ya no importa! Lo único que recuerda es el periódico.” pág. 728 de “Armandale” autor Wilkie Collins.

Anuncios

GE DIGITAL CAMERA

“Debo interrumpir mi escritura durante un rato. Las  campanas de la iglesia han comenzado a sonar, y su repique me vuelve loca. En estos tiempos en que todos tenemos relojes, ¿porque han de tocar las campanas para recordarnos la hora en que empieza el oficio? Los teatros no necesitan replicar  campanas para anunciar el principio de las función. El hecho de que haya que hacerlo para llevarnos a la iglesia es muy humillante para el clero. Por fin habrán entrado los feligreses en la iglesia, y puedo tomar de nuevo la pluma y proseguir”  Wilkie Collins en “Armandale” pag. 555

Imagen
“¡Qué importante en sus resultados morales -y por ende cuán estimable en sí mismo- es el acto de comer y de beber! Las virtudes sociales se centran en el estómago. El Hombre que, después de comer, no es el mejor marido, padre o hermano que antes, es, un vicioso incurable. ¿Cuántos encantos de carácter se manifiestan y cuántas amabilidades dormidas despiertan cuando los humanos nos reunimos para segregar juntos nuestros jugos gástricos! ” Wilkie Collins  (Londres, 8 de enero de 1824 – ib., 23 de septiembre de 1889) en Armandale pags. 331-332