Archivos para diciembre, 2019

Por: tenejapanboy

No. 189

ganso

El 24 de diciembre de 2019, después de una agotadora gira, el Ganso López Obrador, cansado de tanto trajín, decidió ya no ir a su casa a dormir y solicito se hicieran los preparativos para poder descansar en la recámara que tenía acondicionada en uno de los múltiples cuartos del Palacio Nacional.

palacio-nacional-cdmx-mexico-portada-shutterstock_615759578

La recámara era austera, pero confortable, no contaba más que con una cama, algunas cobijas que se veían acogedoras , dos buroes, unas lámparas, un sillón loveseat, un escritorio austero y un closet con ropa que podía usar en cualquier momento el sr. presidente y de donde sacó una túnica blanca y su gorro de dormir y unas sandalias que se  calzó al momento.

Obvio es que en esa recámara, había un espacioso baño con taza para, pues para lo que sirven las tazas de baño;  regadera y tina de marmol, donde se dice que alguna vez Juárez y una chica, ahora anónima, retozaron alegremente.

El Ganso estaba seguro de que dormiría a pierna suelta, sin interrupciones, que nada en este mundo lo despertaría y que, como es costumbre en él, se levantaría a las cuatro de la mañana (eran las once de la noche, al momento de iniciar este relato), para darse un regaderazo y estar listo para la reunión con el gabinete de seguridad y después echarse el mañanero…que diga la mañanera o tal vez ambas dos, uno no sabe los designios del cuerpo.

No había transcurrido mucho tiempo de que el Ganso dormía profundamente, cuando un ruido infernal de cadenas, que se arrastraban lastimosamente por las baldosas de Palacio Nacional, interrumpieron el descanso del Ganso, quien molesto, se levantó de la cama, se dirigió a la puerta con un mentar de madres coqueteando en su boca, que por el lugar donde estaba se negó a salir y que ahí se quedo en pausa, pues el Ganso había llegado a la puerta de la recámara.

El Ganso, abrió la puerta en seguida y asomándose a un lado y a otro, no vio, ni escuchó nada. Molesto, cerró dando un portazo y soltando por fin la mentada de madres, completándolo con un ¡éjenme Dormij! Ya casi llegaba a su confortable cama, cuando escucho que detrás de la puerta alguien llamaba y se dirigía a él con voz cascada y sin fuerza, diciendo:

-Lopitos, toc toc toc Lopitos, toc, toc,toc, Lopitos, toc, toc, toc, abre la puerta, es urgente que me comunique contigo.

Lopitos, que diga el Ganso, pensó de inmediato “Esos han de ser los del estado mayor presidencia  haciéndome una broma”…pero, al momento se acordó que él  había desaparecido al mentado EMP (bueno eso se difundió en la prensa). El caso es que el Ganso, con su túnica de dormir y con gorrito puntiagudo, corrió a la puerta y al abrirla, lo que se encontró por poco le provoca el segundo infarto de su vida. Frente a él, un espantajo de casi dos metro de altura, arrugado, con ojos de mariguano, vestido con un traje norteño todo deslavado y casi en jirones y calzando botas  tribaleras, estaba un expresidente venido a menos.

vicente-fox-expresidente-mexico-trump-650x250-1

El Ganso lanzó un alarido de espanto, que nadie le oyó pues en Palacio Nacional , extrañamente,  no había nadie,  estaban sólo él y el espectro con apariencia del Zorrillo, quien, con voz de ultratumba le dijo al Ganso “¡¡¡¡Soy el espíritu de navidades pasadas y vengo a hablarte sobre la venganza!!!!”.

Después de la sorpresa y de recobrar aliento, el Ganso, interrogó al Zorrillo, para saber que hacía ahí. El Zorrillo le repitió  al Ganso “Yo represento las navidades pasadas y te voy a llevara a ver el pasado para que comprendas que la venganza no es tan mala como argumentas”.

Terminando de decir lo anterior, al instante el Ganso y el Zorrillo fisica cuánticamente, se encontraron en una solitaria calle del Centro de la Ciudad de México, justo en el momento en que  unos militares bajaban  a Madero de un auto Protos  y a Pino Suárez de un viejo Packard y sin decir agua va, le vaciaban la carga de sendas pistolotas provocando en los entonces presidente y vicepresidente una muerte instantánea.

muerte_madero

El Ganso replicó al Zorrillo, que porque le enseñaba eso y el espectro cdisfrazado del expresidente panero le dijo:

Madero no fue Vengativo y así le fue. No aprendió de la lección de Juárez, quién  al usurpador Maximiliano no le perdonó la vida a pesar de las múltiples solicitudes de perdón que le hicieran mandatarios de todo el mundo; bueno, incluso el escritor Victor Hugo, abogó por el emperador, y Juárez, ni así dio su brazo a torcer.

Eso fue  lo último que el Ganso alcanzó a oír, despertó en su cama con una fuerte taquicardia y un incipiente dolor de cabeza y. Reflexionó lo pasado y supuso una pesadilla y se prometió no cenar de nuevo pozole con todo, no deseaba volver a espectros navideños con la imagen de expresidentes corruptos.

El ganso, no tardó mucho en recobrar el sueño, y ya cómodamente recostado y cobijado en su cama, de repente sintió que se le subió el muerto y por más que quería abrir los ojos, algo se lo impedía; y por más que se quería moverse, algo se lo impedía y por más que traba de no respirar, algo no le impedía dejar de respirar y por lo que de esta forma le llegaba el fétido aroma a Tonaya de no sabía donde.

De repente una voz aguardentosa lo llamó por su nombre.

-Oye Ganso, despierta, soy yo Jeli-Pillo Caldedrunk, yo soy el espíritu de las navidades recientes.

7174b190faf9034db2011b67f092f8e0

El Ganso, al oír esto, abrió los ojos como dos platos y vio a Jeli-pillo Caldedrunk encima de él en posición de misionero de los legionarios de cristo y sacando fuerzas de quién sabe donde, lo lanzó fuera de su cama.

Jeli-pillo, tosiendo y pedorreándose, se revolvió de risa en el piso y no paró hasta vomitar parte  del licor que, como siempre, había bebido en exceso. El Gansó, asqueado. se alejó de él y se encerró en el baño. Pero hasta ahí lo siguió Jeli-Pillo y tocando la puerta con insistencia, le dijo que saliera para enseñarle que la venganza no es mala.

El Ganso dudó, pero entendió que tal vez todo era una pesadilla, otra vez producto de los dos pozoles con todo, que se había comido en la cena, así que accedió al llamado espectro navideño que por alguna razón que no entendía se presentaba con la imagen de Jeli-Pillo  dejándose llevar por el beodo a donde este tenía la misión de hacerlo llegar.

El lugar al que el espíritu de las navidades recientes  le llevó, fue a una de las asambleas donde la pareja del borrachote y margarinflas buscaban cumplir con los requisitos para fundar un partido político. Jeli-Pillo, dirigiendose al Ganso le dijo.

-¿Vez a todas esta pobres personas Ganso?

méxico libre

El Ganso asintió.

-Pues son pobres -dijo Caldedrunk eructando- por que gente como yo, Ciego Fernandez, Bisonte Zorrillo, Carnalgas Salinas de Gortari -hic- Funesto Pedillo, Migay de la Madrid, Kike Peña, romeritos deschamps, javier lozasno, miguel ángel mancerda, cesar duarte, javidu,   -hic- y todos los políticos habidos y por haber -hic- nunca hemos  recibido nuestro merecido castigo; vivimos en la -hic- impunidad y del afortunado, para nosotros, -hic-  borrón y cuenta nueva, el cual nos sirve para que aspiremos a conseguir -hic- más y más privilegios -hic- y la gente viva cada día más y más pobre. Así que – Jeli-Pillo sacó una patona de Bacardí de quién sabe dónde y levantándola dijo- a nombre de todos los corruptos -hic- del país, brindoooooo -hic- por  tu lema de “Lo mio no es la venganza” y te reviro con un “Gracias por mi impunidad”.

caldedrunk

 

El Ganso esta vez despertó en le suelo del baño, temblaba de frió y como pudo se paró dudando de su estado mental y maldiciendo lo que le pasaba, diciéndose para sus adentros:

-Pinche pozole estaba cargado y ni un méndigo sal de uvas hay en el botiquín, iré por uno, los de la guardia nacional deben tener o el médico de guardia me debe dar algo.

pozole

El Ganso salió a los obscuros pasillos de Palacio Nacional, preguntándose por qué no había luz, cuando a lo lejos vio una alta sombra que se movía con rapidez, como si no pisara el suelo. El Ganso con un grito le llamó y la sombra se detuvo, se volvió lentamente y el Ganso horrorizado vio que, bajo una túnica negra, estaba un esqueleto, que le sonreía como con burla,

El Ganso, intentó correr en sentido contrario al espectro, pero no pudo, la mano cadavérica  del esqueleto lo detenía por un hombro y el Ganso se dio por vencido y acepto su destino, se encomendó a San Alejo, cerró los ojos y aflojó el cuerpo.

Pasaron varios minutos y no sintió nada y agradeciendo a San Agapito, abrió lo ojos y descubrió a la huesuda de pie junto a él, con los brazos cruzados, impaciente, haciéndole señas que le siguiera. El Ganso obedeció.

Por alguna razón comprendió que ese era el espíritu navideño del futuro y tembló ante la posibilidad de conocer lo que vendría.

La huesos llevó al Ganso a un México no muy lejano en el tiempo, pocos años después de que el dejara la presidencia y después de que en su sexenio ningún expresidente pisara la cárcel. El lugar que visitaban era la sede del Congreso de la Unión en San Lázaro , el Ganso presenciaba con horror la ceremonia de toma de posesión de la presidencia, pues impotente veía que quien recibía la banda presidencial de un presidente morenista, era, ni más, ni menos, que el Gallo Claudio X ConSal-es.

requisitos-para-ser-presidente-papeles

El Ganso  no podía creer lo que sus ojos presenciaban. En el recinto de San Lázaro, entre los invitados especiales a la toma de posesión  y al frente de todos, se encontraban: Bisonte Zorrilla, Maldita Asegún, Jeli-Pillo Caldedrunk, Kike Peña, Carnalgas Salinas de Gortari, Funesto Pedillo, Charlie Romeritos Deschamps, Javier Lozasno, La Güera Delasco, Churchill Cadavez Másruin, Gustrago de Hoyos, Cargos Madrink, el Pastor Alemán, Sopes Dóriga, Ciro Comes Mierda, Marciana Comes del Caño, el Bronco, Mikel Diablo Yunkes, Azcarrata, Salinas Pliego,Silv-Ano Aureolas, belauzaran, graco ramirez, los Chuchos del pedorré, el niño verde, quadriculero, loretito, El Capulina Beltrones, El Chino Chong, Luiggi Videgaray, Raturo Montiel,  en fin, toda la plana mayor de la mafia del poder, la cual, impune, festejaba el regreso al poder en la persona de un empresario de los suyos.

El Ganso despertó bañado en sudor, con el rostro desencajado y un pulso de 170 rpm , presto, corrió al teléfono y le dijo al jefe de gabinete que convocara a un reunión extraordinaria del gabinete legal y ampliado y se extendiera la convocatoria a gobernadores afines a su gobierno, pues tenía una serie de instrucciones muy urgentes que dar…lo que sucedió después no lo sé, esperemos a oír que nos dice el ganso en su conferencia de prensa mañanera.

Continuará…

 

dtl1kcvv4aazlkw.jpg-large

 

@tenejapanboy

México de Luto

3380960123_04173dcc1e